Perdé el miedo a hablar en cámara




¡Qué miedo da hablar en cámara!


¿No?


Cuando empecé a acomodar las cosas para grabar este capítulo empecé a recordar mis primeros videos, cuando realmente estaba empezando a generar contenido. Eso fue hace más o menos dos años.


Con este video-podcast pretendo ayudar a todos los emprendedores y marketineros que necesiten o quieran hablar en cámara y no se animan. Me encantaría que ustedes también puedan sacarse ese miedo. Hoy voy a contarles algunas de las cosas que a mí me hubiera gustado escuchar cuando comencé a crear contenido al frente de la cámara.


Lo primero que quiero decir es que es un proceso. Hoy hablaba con un emprendedor que me comentaba “yo no tengo ese talento, ese carisma que expresas vos al frente de la lente”. Y esto es un mito o una creencia arraigada. Es cierto que hay personas que nacen con esta habilidad, pero hay muchas otras que la desarrollan.


En mi caso fue un 50/50, siempre me gustó mucho comunicar y hablar, pero también me costaba mucho, y hubo muchas cosas que tuve que desarrollar para crear contenido como lo hago hoy.


Esta habilidad, (la de pararse frente a la cámara y expresar un mensaje para conectar con las personas que te ven del otro lado), es una de las más fundamentales para crear un negocio que te permita vivir de tu pasión y construir el estilo de vida que quieres tener. Hoy hablar en cámara es fundamental para tener resultados en redes sociales, pero sobretodo para negocios que sean una marca personal.


Así que dicho todo esto, vamos con los tips.



Hablar en cámara

Si, así de directo como suena. Hay que agarrar el celular y ensayar. Si al principio te da muchísima vergüenza, lo que podes hacer es esto:

  • Elegir algo de lo que quieras hablar

  • Decir algo de dos minutos,

  • Y no subirlo.

Sí, dije bien. Te apuntás con el celular, grabas y lo guardas en la memoria del teléfono. Con eso vas a poder analizar lo que haces, e ir mejorando poco a poco hasta llegar a un nivel que no te dé vergüenza publicar.


Este tip me lo dio Maty Porley.


Me hace acordar a la frase estadounidense “Haz como si lo fueras hasta que lo seas”. Así que ya saben, a practicar y ensayar para llegar a ese nivel.




Dejar las excusas


Si tu objetivo es generar una marca personal, o una marca comercial y personificarla, para mostrarte, tenes que dejar las excusas de lado. Generalmente detrás de nuestras barreras a empezar a crear contenido hay excusas.


Algunas de las más comunes son “no tengo una buena cámara”. Y yo recuerdo que cuando empecé a crear contenido grababa con un celular de Samsung, el S10, que tenía una calidad de imagen que no era horrible, pero estaba entre las peores, no entre las mejores.


Y sin embargo el engagement que conseguía era muy bueno, porque justamente cuando el equipo que disponemos no es profesional, destacamos más por la calidad de lo que decimos.


Por eso, no esperen a tener una iluminación profesional, a tener un aro de iluminación, un trípode, porque la lista es infinita. Te recomiendo que empieces con lo que tengas, y de a poco vayas mejorando.



Dejar de pensar en el “Qué dirán…”


Obviamente exponernos día a día hablando sobre un tema y dar opiniones sobre lo que pensamos, van a generar opiniones de amigos, familiares y conocidos, que no entienden muy bien lo que estamos haciendo y nos digan “¿Qué es lo que estas haciendo ahora?” y se burlen de vos en cierto sentido o hagan bromas.


Pero tenes que hacer todo lo posible para que esto no te afecte. Debes entender que no todas las personas entienden el nuevo paradigma del desarrollo de las marcas. Aportar valor, generar comunidad, y hacerlo sin pedir nada a cambio, son prácticas muy nuevas, aparecieron hace 7, 8 años en Estados Unidos y un poco menos en español.


Es importante que entiendas esto, lo aceptes y simplemente sigas por tu camino.



Hacer esto por vos


No dejes de hacerlo por “cómo vas a quedar frente a otras personas”, o “cómo vas a quedar frente a los demás”. Mientras no le faltes el respeto a nadie y hagas contenido que aporte valor a los demás (ya sea educando, entreteniendo o inspirando), lo único que va a pasar es que se te van a abrir cada vez más puertas.


Si vos consideras, como yo, que crear contenido hablando frente a cámara es algo que te va a ayudar a lograr tus objetivos, hacelo; y si vos consideras que vas a ayudar a otras personas, sobran razones para que empieces hoy a crear contenido.




Si escuchaste esto y te motivó en algún sentido, te invito y te desafío a que subas tu primer video en redes, y cuentes esa experiencia de sacarse el miedo con este video, y me etiquetes para apoyarte a que te descubra más gente. También me gustaría conversar contigo en los comentarios.


¿Vos estás subiendo contenido? Si no lo haces, ¿Qué te detiene?


Si tenés un amigo o amiga emprendedor, que sabes que está con ganas de empezar con esto pero le da vergüenza y se limita en algún sentido, no seas duro con él o ella y compartile este artículo para demostrarle tu apoyo.


 

Esos son mis consejos de esta semana para que puedas empezar a crear contenido frente a la cámara.


Si les sirvió este artículo, podes compartirlo con algún conocido que esté perdido con este tema.


Si les quedó alguna duda escribir en comentarios o enviame un mensaje en Instagram, y voy a estar encantado de poder ayudarlos.


Suscribite a mi Podcast. Somos una Comunidad hermosa de seis países: Chile, Argentina, Colombia, Perú, Paraguay y Uruguay.


En mi grupo de WhatsApp a diario doy tips para aportar valor al desarrollo de tu negocio.

22 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo