6 aprendizajes valiosos luego de emprender por 3 años

¡Buen Sábado para todos gente!


Podés escuchar el episodio de este artículo acá: Lo que me hubiera gustado saber cuando comencé



Muchas veces pienso qué le diría al Nacho de hace dos, tres, o cuatro años. Incluso al Nacho de hace solo un año podría decirle y avisarle de tantas cosas… Pero nada de eso puedo hacer, ya que el Nacho del pasado no existe. Solo existe en el presente.


Pero lo que sí puedo hacer es hablarle a vos que me estás escuchando ahora, qué hubiera hecho yo hace un tiempo atrás, cuando comencé a emprender.


Espero que estas reflexiones y aprendizajes realmente te sirvan. Estaría bueno que puedas leerlas en detalle y te tomes un tiempito para sacar algunas conclusiones que seguro te van a servir en tu camino emprendedor.



1 Cuando empezas a emprender, no todo sale como pensás


Hay muchísimos imprevistos. Y al comenzar un proyecto nuevo, tambien estamos muy inclinados a querer que todo sea y salga perfecto. La realidad es que la perfección no existe en casi ningún lado, y los negocios no es uno de ellos. Yo creo que sí es necesario plantearse objetivos y perseguir una mejora, pero la mejora debe ser pausada y continua, y esa perfección se va dando sola en el proceso de mejora.


Lo que me gustaría que te lleves, es que no te vuelvas loco porque todo sea perfecto hoy. En el mundo de los negocios todo es muy dinámico, todo depende de muchas variables, y sobre la mayoría de ellas nadie tiene control.



2 Los haters van a llegar


Después de unos meses creando contenido y exponiéndote en redes sociales, van a llegar a tus perfiles ese grupo de personas que les genera incomodidad ver a otras personas teniendo resultados. Por más que seas objetivo, profesional, y correcto, alguien va a encontrar un detalle del que agarrarse para soltar una crítica. En redes sociales es muy fácil dejar comentarios negativos o enojados desde el otro lado de una pantalla.


Lo importante es que no te dejes influir, y que sigas avanzando en tu camino, tanto emprendedor como de comunicación.


Si te cuesta hablar en cámara, este post te puede ayudar.




3 No te amargues tanto por las cosas que no salen bien


Este punto es breve y contundente. Cuando algo me sale mal, siempre trato de quedarme con el aprendizaje que puedo sacar de esa situacion, en vez de simplemente con una sensación negativa. Cuando algo no salga como querías, déjalo ir y prepárate para la próxima oportunidad que esté por venir.



4 invertir más no siempre te hará crecer


Por invertir me refiero a cualquier cosa como una nueva computadora, o pauta publicitaria, o en generación de contenido.


¿Por qué? Porque detrás de la implementación de cualquier cosa que hagas tiene que haber una estrategia de base. Es decir el “para qué”, ¿qué quiero lograr con esta inversión?


¿Es coherente con mis valores? Muchas veces estas cosas no se razonan, no se ponen sobre la mesa, y ahí es cuando llegan esos emprendedores diciéndome que han invertido mucho en algo y los resultados no han llegado. Lo más probable es que no haya una coherencia interna.



5 Delegar no solamente se trata de decir qué hay que hacer


Este es un error de concepto muy común, creo que fomentado por el hecho de como se ha ido “adorando” el hecho de delegar para liberar tiempo. Delegar es un proceso realmente mucho mas complejo que dar una orden. Para mí lo más difícil para tener una persona comprometida, es identificar el objetivo de esa persona, que sea coherente con el objetivo de la agencia, y ayudarlos a ellos a conseguirlo.


Y acá un parentesis. Es ayudar dando recursos y oportunidades, no empujar o arrastrar a la persona a los objetivos que dijo tener. No se trata de hacerse cargo del progreso de la otra persona en ese área. Solo puedo decir que es muy gratificante ayudar a otras personas a llegar a sus objetivos.


En este artículo, explico cómo delegar en 3 pasos.



6 Aprender a soltar

Este es uno de mis aprendizajes más recientes y todavia me estoy familiarizando con él. Así como es importante comprometerse con los objetivos, tambien lo es aprender a dejar ir todas esas cosas que te hacen mal y no te permiten estar bien en el día a día. Hay cosas que simplemente suceden, son como son. Lo importante es aceptar que no podemos hacer nada con ellas, y dejarlas fluir.


Es como esa famosa frase que dice: “…concédeme valor para cambiar las cosas que puedo cambiar, serenidad para aceptar lo que no puedo cambiar, y sabiduría para reconocer la diferencia”



Espero de verdad que estas reflexiones y aprendizajes puedan ayudarte a entender el mundo de una forma mas humana e integral.


¿Con cuál resuena más tu mente en este momento?


 

Te invito a saber más de mi:

  • Contenido de mis viajes por el mundo

  • Aprender todo sobre marketing digital para agencias

  • Mi marca personal donde hablo de mi estilo de vida, marketing, viajes, NFT y mucho más

Unite a la Comunidad de emprendedores digitales donde comparto contenido de valor todos los días.

Tambien te invito a suscribirte a mi Podcast. Somos una Comunidad hermosa de seis países: Chile, Argentina, Colombia, Perú, Paraguay y Uruguay.